domingo , 26 mayo 2024

Posponen por mal clima demolición de tramo de puente colapsado en Baltimore

El puente Francis Scott Key, derrumbado, yace sobre el portacontenedores Dali, el lunes 15 de abril de 2024, en Baltimore, Maryland. (Foto:Julia Nikhinson)

Por Lea Skene

Baltimore — Las autoridades pospusieron la demolición controlada del mayor tramo de acero restante del puente Francis Scott Key colapsado en Baltimore, debido a las condiciones climáticas, indicaron funcionarios el domingo por la tarde.

Las cuadrillas se han estado preparando durante semanas para usar explosivos para derribar el tramo, que tiene aproximadamente 152 metros (500 pies) de largo y pesa hasta 600 toneladas.

Cayó sobre la proa del barco cuando el Dali perdió energía y se estrelló contra una de las columnas de soporte del puente poco después de zarpar de Baltimore. Desde entonces, el barco continúa atrapado entre los restos y el concurrido puerto de Baltimore ha estado cerrado para la mayor parte del tráfico marítimo.

Las autoridades indicaron que la demolición se había aplazado tentativamente para el lunes por la noche. Agregaron que los relámpagos en el área y las mareas crecientes del domingo los llevaron a reprogramar las labores.

Seis miembros de un equipo de obras viales cayeron y murieron en el derrumbe del 26 de marzo. El último de los cadáveres fue recuperado de los restos submarinos la semana pasada. Todas las víctimas eran inmigrantes hispanos que llegaron a Estados Unidos en busca de oportunidades laborales. Estaban tapando baches durante un turno nocturno cuando el puente se desplomó.

La demolición controlada permitirá reflotar el Dali y regresarlo al puerto de Baltimore. Una vez que se retire el barco, el tráfico marítimo podrá volver a la normalidad, lo que brindará alivio a miles de estibadores, camioneros y propietarios de pequeñas empresas que han visto sus empleos afectados por el cierre.

Los 21 tripulantes del Dali, que siguen en el barco, se pondrán a salvo dentro del buque cuando se detonen los explosivos.

William Marks, portavoz del equipo, dijo en un correo electrónico que se refugiarán “en un lugar seguro designado” durante la demolición.

“Se están tomando todas las precauciones para garantizar la seguridad de todos”, señaló.

Las autoridades aseveran que la demolición es la forma más segura y eficiente de retirar acero bajo un alto nivel de presión y tensión.

“No es seguro para los trabajadores estar sobre o en las inmediaciones de la armadura del puente durante esos cortes finales”, señalaron las autoridades en un comunicado de prensa el domingo.

En un videográfico publicado la semana pasada, las autoridades detallaron que los ingenieros están utilizando cortes de precisión para controlar cómo se rompen las vigas. Explicaron que el método permite una “precisión quirúrgica” y que la estructura de acero será “arrebatada del Dalí” cuando los explosivos la hagan caer al agua.

Una vez demolido, los agarradores hidráulicos levantarán las secciones de acero resultantes sobre barcazas.

“Es importante tener en cuenta que esta demolición controlada no es como lo que se vería en una película”, se afirma en el video, señalando que desde la distancia sonará como fuegos artificiales o truenos fuertes y desprenderá bocanadas de humo.

Hasta ahora, se han retirado del lugar unas 6.000 toneladas de acero y hormigón. Las autoridades estiman la cantidad total de restos en 50.000 toneladas.

Las autoridades habían indicado anteriormente que esperaban retirar el Dali antes del 10 de mayo y reabrir el canal principal de 15,2 metros (50 pies) del puerto para fines de mayo.

Está previsto que el Dali sea reflotado durante la marea alta el martes, dijeron las autoridades el domingo. Añadieron que se utilizarán tres o cuatro remolcadores para guiar el barco hasta una terminal cercana en el puerto de Baltimore. Probablemente permanecerá allí durante algunas semanas y se someterá a reparaciones temporales antes de ser trasladado a un astillero para reparaciones más importantes.

A los miembros de la tripulación del Dali no se les ha permitido abandonar el barco desde el desastre. Los funcionarios dijeron que han estado ocupados manteniendo el barco y ayudando a los investigadores. De los miembros de la tripulación, 20 son de la India y uno de Sri Lanka.(AP)

Te puede interesar

Canucks venció a Oilers 4-3 en el tercer juego y se alista para enfrentarlo de nuevo

Šilovs el gran héroe de la jornada Arturs Silovs, se convirtió en el gran artífice …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *