domingo , 26 mayo 2024

La importancia de la estimulación temprana de 0-8 años

La Estimulación Temprana o Atención Temprana infantil, son una serie de actividades, juegos, técnicas y recursos que tienen como objetivo potenciar el máximo desarrollo cerebral de los niños en la primera infancia, desde el nacimiento hasta los 6 a 8 años.

El Aprendizaje de un niño empieza desde el día en que nace y su aprendizaje futuro dependerá de la atención que le brinden los padres y demás personas cercanas a él.

El potencial que tiene el niño para crecer y desarrollar aumenta todos los días y tiende a perfeccionarse siempre y cuando se le proporcionen cuidados y experiencias en el momento que las necesite para su máximo desarrollo mental y mejor crecimiento físico.

Mientras son bebes el cerebro tiene mayor plasticidad es decir que establecen con más facilidad, rapidez y eficacia las conexiones intraneuronales por lo que son capaces de procesar y adquirir toda clase de conocimientos mediante la “repetición” a la que denominamos Bits.

Es así como aprenden a decir mamá, papá o tete, repitiendo lo que escuchan una y otra vez. Pero también se puede lograr un pensamiento matemático y desarrollar aspectos sociales, sensoriales y cognitivos.

Cada niño tiene su propio ritmo para desarrollarse es decir que el objetivo de la estimulación temprana no es desarrollar niños precoces al contrario es más bien ofrecerles una amplia gama de experiencias que le sirvan de base para futuros aprendizajes y son los padres los encargados en que se desarrolle al máximo de la forma más adecuada, positiva y divertida.

1) El Tacto: masajes en los dedos, las manos incluso ejerciendo presión donde hay movimientos del bebe.

2) Sonido: música de Mozart de preferencia, que relaje también a la mamá, voz de papá, palabras cariñosas y cantos.

3) Temperatura: jugar con cambios frio y calor.

4) Visuales: jugar con sombras y luces cuando están en el vientre. Imágenes, paseos y caminatas al aire libre, leer juntos.

5) Expresión corporal: orientarle a la creación de objetos, permitirle opinar e incentivar juego de movimiento corporal.

6) Desarrollo Interpersonal: fomentar la actividad de socializar.

7) Intrapersonal: ayudarle en los primeros años a reconocer su cuerpo y quien es el.

8) Naturalismo: permitirle los medios para sensibilización con la naturaleza, este esquema no menos importante fomenta los valores de respeto y empatía. Y también despierta su curiosidad. Contacto con animales y Huertas. Recuerda que el objetivo no es presionar al niño a ser un pequeño genio o apresurar su crecimiento si no ser su principal apoyo ofreciéndoles herramientas para que disfrute cada etapa de su desarrollo.

Te puede interesar

Canucks venció a Oilers 4-3 en el tercer juego y se alista para enfrentarlo de nuevo

Šilovs el gran héroe de la jornada Arturs Silovs, se convirtió en el gran artífice …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *